Desert Hot Springs, CA

De WikiHistoria
Revisión del 05:48 17 mar 2019 de LOSANGELES (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Iglesia en Desert Hot Springs, Ca



                HISTORIA DE LA IGLESIA APOSTOLICA DE LA FE EN CRISTO JESUS EN DESERT HOT SPRING,  C.A



Fue a finales del año 2001 cuando mi esposa y yo decidimos emigrar a los Estados Unidos de America, durante una visita que hicimos a la casa del Obispo del Distrito en ese entonces el Hno. Samuel Aguilar, y que el mismo nos hospedo en su casa cuando vivía en la ciudad de Pomona Ca., En ese hogar nos quedamos algunos días y dentro de ese tiempo el Hno. Samuel y yo platicamos acerca de que nosotros estábamos pensando en trasladarnos a vivir a los E.U. y seguir trabajando en la obra del Pastorado, fue en esos días que El me invita a predicar en la iglesia de Long Beach Ca. A los cual accedi y fuimos a ese lugar con el propósito de predicar la palabra de Dios. Nos gozamos en el culto en esa noche, conocí a la congragación de Long Beach y convivimos con los hermanos después del servicio, cuando nos despedimos de los hermanos de la localidad y al venir de regreso a la casa del hermano Samuel, el me hizo el siguiente comentario durante el trayecto: Fernando esta iglesia no tiene Pastor y estoy necesitando a un ministro para que pastoree esta congregación, eso me hizo pensar unos minutos y después de eso le dije, hno. Samuel me gustaría ayudarlo en esta necesidad, pero mi esposa y yo hemos platicado al respecto y deseamos abrir una obra en alguna área donde no haya Iglesia Apostolica y comenzar desde cero, a lo cual le pregunte, de que si el tenia en vista como Obispo, alguna área donde no hubiera obra Apostolica y que me lo indicara, y que con gusto le podría ayudar en ese respecto.


Al siguiente dia teníamos que partir para Mexico, porque tenia que hacer los preparativos para hacer entrega de la Iglesia que estaba pastoreando en ese entonces, en el Ejido Durango B.C. y antes de partir, el Hno. Samuel me dijo, Hno. Fernando hay una área en la cual no hay obra de la iglesia, salvo en la ciudad de Coachella Ca., si te interesa y quieres abrir una obra en esa área, me gustaría que te contactaras con el pastor de esa iglesia, y que también tiene poco tiempo que ha empezado a trabajar en ese lugar, el es el Hno. Sergio Bojorques, le respondi que lo iba a hacer cuando llegara a la ciudad de Coachella, lo cual en efecto hice esa tarde ya anocheciendo, me contacte con el hno. Sergio Bojorques y quedamos de vernos en un lugar centrico, donde podríamos tener un encuentro entre nosotros, para en primer lugar; conocernos ambos pastores y nuestras familias, y en segundo lugar tener una platica y que el me hiciera del conocimiento de esa área ,me pusiera al tanto de las ciudades que la conformaban y de donde se pudiera plantar una nueva obra, esa noche gracias a Dios tuvimos ese encuentro entre el hno. Sergio y su servidor, allí fue que nos conocimos y nos dimos la diestra de compañerismo, a lo cual el hno. Sergio me indico que había sido contactado por el hno. Samuel y El le había puesto al tanto de mi persona y de la inquietud de que yo quería abrir una obra en esa área, después de eso platicamos varios minutos mas, donde se me dijo que había algunas ciudades cercanas a Coachella donde podría empezar una obra, y una de esas ciudades era la ciudad de Desert hot Springs, antes de despedirnos le mencione que como en la ciudad de DHS vivian un matrimonio conocido de nosotros ellos son los hos. Francisco Vazquez y la hna. Martha Sandes de Vazquez, y que de antemano nos habían ofrecido su hogar si en algún momento deseábamos venir a vivir a los E.U. que nos podíamos hospedar con ellos durante el tiempo que fuera necesario mientras encontrábamos una casa propia para nosotros, esa fue la puerta que Dios nos estaba abriendo pienso yo, y por lo tanto le comente al hno. Sergio que en esa ciudad era en la que que iba a comenzar a trabajar en la obra de Dios.


Fue en el mes de Diciembre del año 2001 cuando mi esposa Noemi, y mis hijos Diana, Isaac, Merary y su servidor nos trasladamos a vivir en casa de los hnos. Vazquez, para ese entonces mi hija Dhalia no había nacido aun. El hogar de los hnos. Vazquez se nos brindo por algunos meses, lo cual le agradesco a Dios y a este matrimonio, por proveernos de la ayuda que necesitábamos de tener un lugar donde vivir y de donde pudiéramos comenzar los trabajos de evangelización para esa ciudad. No quiero pasar por alto la ayuda que recibi del hno. Sergio Bojorques, puesto que nos congregamos en su iglesia por espacio de 2 meses, además de que nos proporciono un matrimonio para ayudarnos a comenzar la obra en Desert Hot Spring Ca., ellos fueron el matrimonio del Hno. David y Celia Estrada.


Comenzamos la obra de evangelización mi esposa y yo, visitando varios hogares hasta establecer alguna celula de evangelización en algún hogar de los tantos que estábamos visitando, después de algún tiempo pudimos establecer la primera celula de evangelismo en la casa de la familia Roman, para ese entonces no teníamos ningún lugar donde congregarnos, ni los fondos necesarios para rentar un lugar, eso dio lugar para que empezaramos a ejercitar nuestra fe y me di a la tarea de buscar un templo para rentar y comenzar a congregarnos, puesto que la casa, que gracias a Dios, El nos concedio comprar, era una móvil home y ahí solo nos reuníamos para tener un pequeño devocional los hnos. Estrada y mi familia solamente los días domingo, y de ahí era salir a visitar hogares y después ir a cenar juntos , visite varios lugares y templos, algunos ya estaban ocupados por hispanos, otros no nos quisieron rentar y otros era muy alta la renta para nuestras posibilidades. Despues de algunos meses Sali a la ciudad de Ontario y cuando pase por un poblado que esta a 4 millas de Desert Hot Spring, el nombre de ese poblado es North Palm Springs, mire en una de sus calles en la esquina un pequeño templo y de pronto sentí en mi corazón ¡Este es el lugar que Dios me tiene preparado!, asi que di vuelta al carro y me dirigi inmediatamente al templecito para obtener la información necesaria y poder rentarlo, para sorpresa mia el lugar estaba desocupado y nadie lo usaba, eso fue para mi una señal de Dios, asi que me contacte con los administradores e hicimos los contratos de renta para el uso del lugar. Aun sin contar con los fondos suficientes, rente el local, ellos no me pidieron comprobantes de ingresos ,ni tampoco de la organización, ni estados de cuenta bancaria, no me pidieron nada solo le mostre mi credencial de pastor, y era credencial de pastor de Mexico y no de E.U, aun asi ellos confiaron en mi persona, pero yo con todo el gozo del mundo, sabia que no nos alcanzaría para pagar la renta, pero aun asi dije”Mi Dios proveerá”, y asi fue, ese mismo dia me contacte con el hno Samuel y le hice saber lo que había hecho, y le pedi que me ayudara a acompletar para la renta mientras nosotros nos fortaleciéramos en nuestras finazas, el Hno. Samuel me dijo que estaban ayudando a otras obras en la misma necesidad que nosotros, pero que aun asi dijo El, el Distrito les podría ayudar con 200.00 Dlls. por mes, y me dijo que si eso nos serviría, a lo cual le dije que si y que apreciaba mucho su apoyo. Gracias a Dios la iglesia empezó a crecer y solo ocupamos de la ayuda distrital 6 meses, como mencione al principio de este párrafo, que el matrimonio Roman fue la primer celula de evangelismo, ellos también fueron la primera cosecha que Dios me concedio bautizar en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, los nombres de ellos son Hnos. Juan y Cristina Roman y sus dos hijas mayores Maria y Ana Roman.

La congregación naciente empezaba a crecer, tuvimos varios bautismos mas, al paso de los años se trasladaron otros hermanos de otras regiones para congregarse con nosotros, pero también en ese transcurso el lugar donde rentábamos se vendio y tuvimos que buscar otro lugar, rentamos otro templo mas grande por algunos meses y por desgracia también se vendio, y los nuevos propietarios nos rentaban el lugar pero con mensualidades mas altas, que no podíamos sufragar, fue en ese entonces que mi esposa estaba empezando un trabajo de enseñanza a la niñez en un parque de casas mobiles y ahí conoció a una pareja que vendían casas mobiles o trailas como se conocen aquí en E.U., mi esposa les hizo saber lo que ella quería lograr con la niñez de ese lugar y que necesitaba que se le prestara una traila vacía para hacer de ella un salón e impartir clases a los niños, ellos al escucharla le dijeron, hna. Noemi nosotros estamos desocupando en otro parqueadero, en otra ciudad, todas las trailas, y las estamos llevando a diferentes ciudades, pero con lo que ud. nos ha dicho, y para el propósito que la quiere, le queremos decir que nosotros no le vamos a prestar ninguna traila o casa móvil, sino que se la vamos a regalar, ud. Solamente escójala y nosotros se la traeremos a este parqueadero de trailas, y lo único que necesito, es que ud. Y su esposo vayan a firmar las escrituras a las oficinas, y cuando todo este listo, trasladamos esa casa móvil a este terreno, que esta desocupado en este parque de casas mobiles. Menciono esto porque he visto que la mano de Dios nunca nos ha dejado y como dije anteriormente el templo donde estábamos congregándonos, los nuevos propietarios nos quisieron aumentar la renta y no podíamos pagarla, Dios proveyó un nuevo lugar, esa casa móvil no se utilizo como salón para la niñez solamente, tambien la utilizamos como templo para congregarnos nosotros, y Dios nos bendijo grandemente.


Despues de algunos años hice entrega de la congregación al hno. Bernardo Acevedo y el continuo pastoreando la primera iglesia que Dios me concedio levantar, el pastoreo por algunos años esa congregación pero al final el también tuvo que entregar la iglesia, puesto que el se movio a otro movimiento distinto a la Iglesia Apostolica de la fe en Cristo Jesus , el Hno. Que recibió esa congregación fue el hno. Francisco Vazquez, el mismo hno. Que nos brindo su casa para hospedarnos, cuando recién nos mudamos a vivir en E.U.


Nosotros por nuestra parte, después de haber entregado la iglesia seguimos trabajando en la trailita como le decíamos y el Señor nos concedio muchas victorias y bautismos con gente nueva que Dios nos concedio evangelizar, mi esposa ha trabajado hombro a hombro conmigo en todos los trabajos que se requieren en la iglesia y diferentes ministerios que ha estado atendiendo, mis hijos Diana e Isaac de ellos puedo decir que en la 2da. Obra que levante ellos fueron los primeros maestros de niños y lideres de jóvenes, asi como la segunda generación de músicos, ministerios que han sido de gran ayuda para el crecimientode la obra del Señor, después se integraron mis 2 hijas menores, Merary y Dhalia, de las cuales, Merary me ha ayudado en la clase de niños y también en el ministerio musical, Dhalia ella como una pequeña ujier en el servicio de la obra de Dios, a esta ultima Dios se la quizo llevar a la edad de 15 años en el mes de Abril del 2018, esa fue la 2da. Obra que Dios me concedio levantar.


En Diciembre del 2015 hice entrega de la 2da. Iglesia Apostolica de DHS al hno. Obispo Roberto Lozada, por motivos de que nos íbamos a trasladar a vivir cerca de algunas de las ciudades de Riverside Ca., Estuvimos congregándonos por espacio de un año en la iglesia de Riverside Ca., pero al no poder adquirir ninguna casa habitación en esa área y durante todo ese año regresamos a la ciudad de Desert Hot Spring. y hemos empezado una nueva obra en esta ciudad, con la encomienda de abrir también en Cathedral City una nueva obra para la Gloria de Dios, ya que la obra que entregue la fusionaron con la 1ra. IAFCJ y de las 2 se hizo una sola. Deseo hacer constar que la obra de Dios no se puede lograr sin el apoyo de la familia, y por ello doy testimonio de que sin ellos yo solo no hubiera podido desempeñarme como pastor, es de vital importancia que toda la familia este involucrada en el desarrollo de la obra de Dios.


                                   Para la honra de Dios Doy Fe de todo lo anterior
                                             Hno. Pastor Fernando Leyva Felix