2a Fresnillo, Zacatecas

De WikiHistoria
Revisión del 23:35 15 mar 2017 de Lucianinski (discusión | contribuciones) (Lucianinski trasladó la página 2a Fresnillo a 2a Fresnillo, Zacatecas)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Inicios

Segunda Iglesia Fresnillo.png

Introducción

Historia de la Segunda Iglesia Apostólica de La Fe en Cristo Jesús de Fresnillo, Zacatecas. Este libro redacta el origen acerca de cómo fue que se inició la obra de Dios en la 2ª Iglesia que ha sido de bendición para muchas familias. Aquí nos muestra los esfuerzos que se realizaron y las etapas por las que paso para ser lo que hoy conocemos como La Segunda Iglesia Apostólica de La Fe en Cristo Jesús de Fresnillo Zacatecas.

Sabemos que cada lugar importante tiene su fundador el cual sabemos que no es igual que en la historia universal donde no se sabe de qué manera influye Dios y es algo que la gente desconoce. En esta reseña su fundador quien es una persona dedica al servicio de Dios y que desde pequeño sin saber que le sería encomendado una gran tarea, nos detalla estos procesos.

En la actualidad existen nuevos miembros que desconocen esta historia, al igual que las futuras generaciones, por este motivo escribimos esta reseña, donde tratamos que conozcan cómo es que surge esta Iglesia.

Pero no sin antes darle gracias a Dios por este privilegio de poder compartir y bendecir la vida de quienes lo miren y a la vez sea de motivación para aquellos obreros que sienten un llamado a los campos del Señor.

Pioneros

Hno. Eleazar Carrillo Rios

En un poblado cercano, que se encuentra a unos 50 kilómetros del municipio de Fresnillo, Zacatecas, nació el Hno. Eleazar Carrillo Ríos, el día 8 de noviembre del año 1956 en la comunidad de San Juan de La Casimira. Hijo de los Hermanos Perfecto Carrillo Ibarra y Placida Ríos Solís.

Era el Hno. Carrillo de la edad de 7 años cuando llego el evangelio a esa comunidad, y específicamente a su familia, pues fue la Hna. María Ibarra la primera en recibir y aceptar el evangelio en ese lugar, quien lo compartió a sus hijos y los cuales en poco tiempo se convirtieron al evangelio entre ellos, los padres del Hno. Eleazar Carrillo.

El Hno. Carrillo fue bautizado con el Espíritu Santo a la edad de doce años el día 2 de octubre de 1968 y posteriormente con el bautismo en agua a la edad de trece años el día 15 de marzo de 1969.

Cabe señalar que el Hno. Carrillo desde muy pequeño comenzó a adentrarse en la oración, incluso comenta que algunas veces siendo un niño se encerró en el templo, a orar por toda la noche y tubo la experiencia cuando Dios comenzó a usar al hermano Carrillo en sanidades desde su temprana edad.

Foto Matrimonio Carrillo

En su adolescencia fue estimulado por algunos pastores para la instalación al diaconado acudiendo a un seminario para aspirantes al ministerio. Este evento se llevó a cabo en la primera Iglesia en Fresnillo, Zacatecas, donde se compartían algunas materias para los aspirantes. Los maestros de dicho seminario eran Hno. Salvador Rodarte y Hno. Fidel Luna.


Varios jóvenes compañeros de ese seminario fueron ordenados al ministerio, pero el hermano Carrillo comenta que tenía ciertos temores al pastorado, porque él veía, como los pastores sufrían necesidades, económicas fuertes. A grado de decir, “yo todo podre ser, menos pastor”, ignorando en ese tiempo los planes que tenía Dios para con él.

En esa época emigro a otros estados en busca de una mejor condición de vivir donde recorrió entre ellos el estado de Coahuila. Estableciéndose en la comunidad de La Rosita Coahuila donde tiempo después conoció a la Hna. Yolanda Nieto Vargas miembro de la Iglesia de Concordia Coahuila (Hija de los Sres. Epifanio Nieto Castillo y Josefina Vargas Pérez), originaria del Ejido La Rosita San Pedro de las Colonias Coahuila con quien posteriormente contrajo matrimonio el día 4 de diciembre de 1976 con quien Dios le dio 7 hijas e hijo, cuyos nombres son: Dalila, Isamary, Griselda, Yoli Abigail, Y esenia, Jessica, Amairany y Eleazar Jr.


SU LLAMAMIENTO

Entre los años 1989 y 1990 el Señor comenzó a tratar con el Hno. Carrillo de muchas maneras.

A través de sueños y visiones, donde le mostraba grandes campos llenos de hermosos frutos y él preguntaba, ¿Señor qué significaba todo esto?, siempre una voz le hablaba y le decía que todos esos campos eran para él, que no tuviera temor.

Comenta el Hno. Eleazar Carrillo, que el seguía pensando para si mismo. Tengo mis temores, por tratarse de una misión tan importante, que no era cualquier trabajo, si no que era la misma obra de Dios altísimo. Pero tras la intensidad del llamamiento llego el momento en que no pudo resistirse más y respondió al llamado.

En esos años llego el Hno. Javier Ríos de Tijuana Baja California a realizar algunas campañas a la comunidad de Matías Ramos con interés de que sus familiares que vivían en el lugar, se convirtieran, no logrando hasta ese momento algún bautismo.

Designan al hermano Carrillo y su Esposa para que comenzaran a trabajar en Matías Ramos (formando todavía parte de la 1era Iglesia de Fresnillo) logro llevar al bautismo en el lugar, a los primeros 8 hermanos y posteriormente otros cuatro.

Y de esa manera se podía mirar el respaldo de Dios ya que la gente de dicha comunidad comenzó a impactarse, porque había sanidades y derramamiento del Espíritu Santo, pues en una de las actividades se empezó a mirar una niebla a la altura de las cabezas de los hermanos, y estando en oración se escucho como un estallido y gritos. Fue así que los hermanos recién bautizados habían sido llenos del Espíritu Santo y fue una gran bonanza. Comenta el Hno. Eleazar Carrillo, que nosotros mismos nos quedamos impactados y así comenzó a crecer la obra en esa comunidad.

En esos días al mirar todo lo que estaba sucediendo un hermano de la Iglesia de nombre Humberto García Galván le comento al hno. Carrillo, que en una comunidad en la sierra llamada Niño Artillero, habían unas personas que le insistían que los visitaran pues ellos tenían nociones del evangelio pero que no tenían quien les hablara del mismo, lo que provoco en el Hno. Carrillo la inquietud de visitar esa comunidad y así lo hizo, contacto a las personas las cuales en verdad tenían hambre y sed de la palabra de Dios.

Se les dio enseñanza de la doctrina Apostólica y el bautismo en el Nombre de Jesucristo, quedando en regresar una vez por semana, y así fue consolidando la obra en ese lugar, pues hicieron su decisión de bautizarse seis hermanas, quienes emocionadas invitaron a sus familiares y en pocos días se bautizaron otros cinco hermanos. Y así fue creciendo la obra en ese lugar.

Fue por esto que el Obispo en turno el Rev. Isaías Pérez Arias, al mirar el trabajo y el fruto en el Hno. Carrillo hablo con el personalmente diciéndole que estaban planeando poner un evangelista en la ciudad de Fresnillo Zacatecas, para la formación de la 2da Iglesia en la ciudad argumentándole que él seria la persona indicada para dicha misión, que le daban tres días para que les resolviera si aceptaba. A lo cual el Hno. Carrillo comenta que fueron tres días de muchos temores, en los cuales se puso en oración, pues era una decisión sumamente importante. Pero pudo entender que el respaldo de Nuestro Señor Jesucristo estaba con él, y por lo tanto su respuesta fue positiva.

Cabe mencionar que el Hno. Carrillo aun era un laico, por lo tanto para él fue una etapa muy difícil ya que muchos ministros le decían:

Eres un simple laico, otros le decían; tu ministerio es pura espuma y no vas a llegar a ningún lado.

Comenta el Hno. Carrillo, que lo que lo sostuvo firme fue el tener la seguridad de que se llamamiento era de parte de Dios. Comenta que en uno de esos ataques tan fuertes, él se sintió muy herido y desalentado. Pero que en esa noche Dios le hablo y le dijo:

No temas, yo he levantado bandera sobre ti, y yo te voy usar poderosamente y voy a dar testimonio de que tú eres mi siervo y que yo te he llamado. Experiencias que comparte con nosotros.

En el inicio de las visitas a Matías Ramos y Niño Artillero, el Hno. Carrillo comenta que el solventaba todos los gastos ya que aun no había economía. Pero aun así se decidió a organizar algunas campañas evangelistas, las cuales, como todos sabemos, se requiere de economía, y para tal efecto ponía en venta algunos terrenos que él poseía como patrimonio, sin dolerle en su corazón. Pues el decía “voy a hacer una buena siembra” basándose en Eclesiastés 11:1 donde dice: echa tu pan sobre las aguas que después de muchos días lo hallaras.

Sembrando así lo que fue un total de siete terrenos, cabe mencionar que cuando el Hno. Se dedico al 100% en la obra del Señor renuncio al trabajo material, después de que él gozaba de buenos ingresos y vivir una vida cómoda él y su familia, se dispuso a depender de Dios y en el transcurrir de los días y al hacer visitas muy frecuentes a las misiones, los gastos se fueron elevando y la economía se escaseo, de tal manera que un día con mucha tristeza el Hno. Carrillo miro su realidad, ya no contaba con recursos para seguir visitando las misiones, y le dijo a su esposa no vamos a ir a Niño Artillero.

Ese día se fueron a dormir tristes, comenta el Hno. Carrillo, pero en transcurso de la noche, Dios le dio una revelación muy clara, en la cual el miraba el camino rumbo a Niño Artillero, donde hay una cuesta alta, pero él la miraba aun mas alta de la realidad, y el camino mucho mas pedregoso, y al observar aquel panorama miro un camión cargado de un material explosivo que iba cuesta arriba, pero, al llegar casi a la cumbre, él pensó entre si, ese camión no va a poder llegar a la cima, y en efecto el camión no pudo seguir, y viniéndose para atrás cayo en un arroyo y comenzó a derramarse el contenido de este y se escuchaban gritos que decían: no prendan fuego porque esto va a explotar.

Ante lo cual el Hno. Carrillo pregunto ¿Qué es esto? Y una voz audible le dijo: EL EVANGELIO ES PODER, por lo tanto lo que tú llevas es mucho más poderoso que esto que estas mirando, pero es necesario ir sin mirar las cuestas altas, ni caminos pedregosos; lo único que quiero de ti es tu VOLUNTAD. Esto sin duda provoco en el Hno. Carrillo una dependencia total, al grado de que cuando surge un obstáculo, el Hno. Carrillo le dice al Señor: Tu un día me dijiste: yo lo único que quiero de ti es tu voluntad, por lo tanto Señor, Aquí estoy, lo demás corre por tu cuenta.

Al amanecer se prepararon para salir a la misión, sin tener recursos para el combustible (gas L.P.) del vehículo, quitaron el cilindro de la estufa, el cual no tenia ni una cuarta parte de llenado, y se fueron en que cuando lo necesitaran los vaciarían al tanque del vehículo, ya que este estaba en ceros, y aun así a sabiendas que el combustible era un cosa muy mínima.

Salieron con la confianza en Dios, pues le acababa de decir, lo único que quiero es tu voluntad, llegando a la misión había personas con sus enfermos esperando que hicieran la actividad, en la cual Dios respaldo y sucedieron milagros.

Al salir de dicha actividad a las 11:00 p.m. el Hno. Carrillo quiso vaciar el poco gas que llevaba en el cilindro, al tanque del vehículo, para poder regresarse, y tal fue su sorpresa que al abrir la purga del tanque, aventó el gas con presión, como muestra de que el tanque estaba lleno.

Una experiencia mas de que Dios provee cuando se esta dispuesto a realizar la grandiosa obra de Dios.

Por lo tanto, la responsabilidad asignada en cuanto a la misión de la 2da Iglesia la miro como algo que si se podía realizar.

LA RESPONSABILIDAD DEL HNO. CARRILLO CRECE

Como el obispo supervisor miro la entrega y fruto en el Hno. Eleazar Carrillo, este le envió un comunicado en el cual le ofreció trabajar en la formación de la misión de la 2ª Iglesia, en este Estos tres días fueron llenos de muchos temores pero al final acepto el reto ofrecido por el entonces Hno. Isaías Pérez Arias Obispo Supervisor.

Y fue una tarde ya casi a obscuras en los primeros días del mes de octubre de 1992 cuando el Hno. Carrillo, y su esposa e hijas, ahí en el terreno recibieron la responsabilidad de parte del Obispo en turno el Hno. Isaías Pérez

Espacios de Reunión

El terreno pertenecía al hermano Celso Montes y la Hermana Dionisia Castillo, quienes lo donaron para construcción de un templo, ofreciéndolo al obispo del distrito en ese entonces, el hermano Jesús Aguilera Reyes. Posteriormente fue entregado por el Obispo Supervisor el Hermano Isaías Pérez al hermano carrillo para la formación de la Segunda Iglesia.

El hermano Carrillo tenía un apoyo espiritual muy solido, este apoyo se encontraba en las oraciones de la Hermana Ana María Ibarra (Abuela paterna), quien siempre intercedía por él, (entre una de sus oraciones le pedía a Dios que a cada hermano le diera un auto, camionetas ó vens para que fueran de apoyo para el hermano Carrillo, en el transporte de los hermanos).


Las primeras actividades se comenzaron a realizar en la casa del hermano Joel Carrillo, El hermano tenia poco de haber construido su casa, esta estaba ubicada en Calle Desviación a Jerez Col. La Fortuna #106, cerca del terreno donde hoy esta establecida la Iglesia.

El hermano de buena voluntad ofreció su casa para que ahí se realizaran las actividades.


El grupo era pequeño, formado por el Hermano Eleazar Carrillo Ríos y su esposa Yolanda Nieto Vargas, El hermano Joel Carrillo y Su esposa. Y de la comunidad de San Juan de la Casimira cada domingo venían al culto el Hno. Perfecto Carrillo y Hna. Placida Ríos,) padres del Hno. Eleazar), venían acompañados de sus hijos Estela, Sara y Daniel, aun adolecentes; El hermano Ubaldo Carrillo y su esposa Margarita Rojas con sus hijos Cesar y Elisama. Y en poco tiempo emigraron definitivamente y fueron de grande apoyo moral espiritual y materialmente para el Hno. Eleazar que ya no se sintió solo. Pues Daniel y Cesar siendo aun adolecente trabajaron con mucho animo, quienes en poco tiempo se convirtieron en los músicos de la Iglesia a pesar de su temprana edad, y a ellos se les unió el ahora Hno. Israel Rodarte Carrillo, también adolecente, pues el y sus padres venían también cada domingo a los cultos.

Actualmente los hermanos Francisco Rodarte y su esposa Ma. De Jesús Carrillo, padres del hermano Israel siguen siendo miembros de la Iglesia aunque siguen radicando en San Juan de la Casimira y el Hno. Israel emigro posteriormente a los E.U. A. y así se integro al grupo musical el hermano Israel Herrera quien ha sido de mucha bendición, posteriormente se integro el Hno. Isaí Carrillo y el Hermano German Álvarez y de esta manera se consolido el Grupo Musical.

Dios se comenzó a mover con milagros y sanidades, y al enemigo no le gusto, y comenzó a atacar a través de oposición por algunos vecinos, adjudicando que era mucho ruido y que iba a demandar al Hno. Joel Carrillo, sin embargo a pesar de las amenazas la obra no se detuvo sino que continuo con más ánimo.

Al poco tiempo El hermano Jacobo Carrillo y su esposa, hijos de Dios, con mucha disposición, al ver el entusiasmo y a la vez la necesidad de instrumentos les obsequio una guitarra eléctrica junto con un juego de bocinas. Lo mismo la Hna. Lilia Carrillo y su esposo Salomón Rodarte, con sus visitas de apoyo y motivación pues ellos radican en E.U., Estos hermanos fueron de mucha bendición para el Hermano Eleazar Carrillo.

Los primeros cultos tenían una asistencia de 10 a 12 Hermanos pero poco a poco Dios fue obrando y el grupito comenzó a crecer.

Al poco tiempo el grupo fue creciendo, y se fueron integrando las primeras familias, una de ellas fue las familias de las Hermanas Guadalupe y Lidia Tovar.

Se bautizaron seis hermanos que son Sara Carrillo, Ma. De Jesús Camerina García, Sara Terrones, Petra, Francisca, María Ramos, y en pocos días fueron bautizados otros ocho hermanos

INICIO DEL DOMINGO DE CONSAGRACION

El hermano Eleazar Carrillo, sintió la necesidad de seguir atendiendo la misión de Matías Ramos, y para darle vida, estableció el Día de Consagración. Su inquietud la realizó basada en el texto que se encuentra en:

Hechos 2:42-47

42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

43 Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles.

44 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas;

45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.

46 Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Tratando de atender las tres áreas que sobresalen en esta escritura. Lo que es la misión hacia Dios, la misión hacia la Iglesia misma y la misión hacia la comunidad, la cual al ver a los hermanos juntos con sencillez de corazón, escuchaban los cantos, veían la convivencia cuando comían juntos, veían los milagros que Nuestro Señor Jesucristo realizaba.

CAMBIOS DE LA LITURGIA DEL CULTO

El hermano Carrillo se vio en la necesidad de hacer cambios en los cultos, ya que el comenzó a mirar que había ciertos componentes del culto que en cierto modo bajaban el ambiente del culto, por considerarlos como rutina, como lo son:


•Muchos accimientos de gracias

•Muchos Himnos Especiales.

La gente ya sabia que componía el culto y en que momento se desarrollaba cada cosa, a grado que un día dijo el hermano Carrillo, me voy a aventurar a realizar cambios de tal manera que la gente en cada culto venga a la expectativa preguntándose; ¿y ahora que ira a suceder? ¿Qué sigue?

Y comenzó a desarrollar cultos con programas totalmente diferentes, sobre todo impulsando muy fuerte la alabanza y adoración entre otros. Cabe señalar, que al inicio enfrento muchos problemas por dichos cambios, ya que algunos comenzaron a decir: tal parece que el Hermano Carrillo y no es apostólico. Alguno que otro casi al grado de quererse ir a otro lugar. Pero en poco tiempo, todo esto turno en una gran bendición, pues los cultos se convirtieron en toda una fiesta.

A grado de decir los hermanos, cada domingo vamos a una fiesta, otros cambios que hacia con mucha frecuencia el hermano Carrillo era en el acomodo de las sillas, dado que algunos hermanos se habituaban a sentarse en el mismo lugar. Para moverlos de este, algunos domingos acomodaba las sillas de diferente manera, a fin de que los hermanos se movieran de lugar, y así pudieran mirar las cosas desde otro ángulo.

Inclusive algunos domingos ya para empezar a predicar, se ponía de acuerdo con algunos lideres para que mientras oraban le acomodaran el pulpito en el mero centro del lugar y quedaba en medio de la gente a fin de agarrar mucho mas cercas a todos y se pudo mirar como todo esto le funciono muy bien.

No enfrento muchos problemas con la gente en estos cambios, pues en su mayoría era gente nueva. Ya que en Iglesias mas antiguas, comento el Hno. Carrillo; la gente sacraliza el lugar, incluso los acomodos del pulpito, bancas, sillas, etc.

El hno. Carrillo es una persona que a toda costa evita lo rutinario y siempre hecha a funcionar la creatividad para sacar algo nuevo, pero sobre todo pidiendo a Dios que todo esté bajo el cause divino


Muy pronto el pequeño número comenzó a multiplicarse, Dios sanaba a unos enfermos y aquellos traían a otros, y cada domingo Dios estaba haciendo grandes cosas.

A grado que pronto esa cochera se llenó. Entonces comenzaron a poner una lonita afuera de la cochera para ampliar el espacio, y después otra, al punto de ser ya insuficiente el lugar.

Comenta el Hno. Carrillo que él había estado orándole a Dios para que el moviera lo que fuera para que se proveyera recursos para la construcción.

Un día unos simpatizantes de nombre: Juan de Aro y su esposa dijeron al Hno. Carrillo: Dios ha puesto en nuestro corazón de apoyar para la construcción de un templo

A lo cual el Hno. Le contesta: adelante, pues este es el momento que yo estaba ya esperando, ya sabía que Dios me iba a contestar. El Hermano Carrillo un hombre de fe creyó en estas palabras confiando en la intervención de la mano de Dios.

Entonces, el Hermano Juan de Haro se ofreció en apoyar para construir el templo, con la condición de que cada miembro debería de contribuir con sus propias manos.

Ese mismo día se organizaron para dar inicio con excavaciones, El hermano Juan de Haro comenzó a traer material, en su camioneta y apoyado por los adolescentes Daniel Carrillo y Cesar Carrillo. Quienes ayudaron a cargar y descargar el material que era piedra y arena de un pequeño rancho del Hno. Haro y así lograron construir los muros a la mitad de la altura.

Fue así que el día 15 de Julio de 1992 se sentó La Primera Piedra del Templo cuya ceremonia fue presidida por el Rev. Manuel Hernández de Santiago en calidad de Presbítero y designado por el Obispo en turno. Isaías Pérez Arias

Hermanos que trabajaban en la obra de construcción en esa época:

Eleazar Carrillo, Perfecto Carrillo, Juan de Haro, Daniel Carrillo, Cesar Carrillo, Joel Carrillo, Ubaldo Carrillo, Cesar Carrillo,

Así como algunas Hermanas, preparando alimentos allí debajo de una lona rota en la cual se sombreaban y disfrutaban lo que estaban haciendo, Entre ellas Yolanda Nieto (Esposa del Hermano Carrillo), Rosalba Rojas, Guadalupe Fonseca

Entonces el hermano Eleazar Carrillo vio la necesidad de conseguir mas recursos para continuar con la obra, de tal manera, se dispuso a viajar hacia los Estados Unidos, consiguió el permiso por parte del obispo de ese entonces el Hermano Israel Suarez Montoya, En esta primera vez duro un mes, durante en el cual logro recabar los recursos suficientes para terminar de levantar los muros y techar la mitad del templo.

De esa manera se iniciaron los cultos en el lugar en piso de tierra, sin ventanas, sin puertas, pero gozosos.

En todo momento se buscó atender todas las áreas, el Área Espiritual, y el Área Material, pues se ponían manos a la construcción, pero a la vez la cuestión misionológica.

A grado que el hermano Eleazar carrillo muy seguido llevaba hermanos a bautizar a la Primera Iglesia ya que el todavía no era ordenado al ministerio.

Posteriormente se integró el Hermano J. Guadalupe Herrera y su familia quienes se vinieron a radicar a esta ciudad, lo cual se convirtió en apoyo para el Hno. Eleazar Carrillo ya que el Hno. Guadalupe Herrera era ministro y el bautizaba cuando así se requería.

Testimonio del Hno. Lupe:

Pues él dice: Yo le pedí a Dios que me perdonara por no haber trabajado mi talento, pero que eso que yo no hice, se lo diera a otro. Que aunque yo estuviera debajo de él le apoyaría lo que fuera necesario.

El Hno. Lupe sintió que el Hno. Carrillo era una petición contestada, de esa manera se integró a la 2ª Iglesia designándolo el Hno. Carrillo como Asistente de Pastor.

Posteriormente el hermano Eleazar Carrillo regreso a los Estados Unidos nuevamente y duro quince días, recabando lo suficiente para terminar la otra mitad de techo que faltaba y se logró techar la otra mitad y acondicionar el lugar.

DEDICACIÓN DEL TEMPLO

El día 31 de marzo de 1996, se dedicó el Templo para la Gloria de Dios, cuya ceremonia estuvo presidida por el Obispo Supervisor Rev. Israel Suarez Montoya contando ya con una membresía para ese día, con más de 100 hermanos Bautizados.

En muy poco tiempo ya no fue suficiente el espacio, nos quedó pequeño el templo, pues ya rebasábamos los 150 miembros.

OTROS PROBLEMAS QUE TUVIMOS QUE ENFRENTAR

Un domingo al terminar el culto y haber estado saturado el templo de gente, hablo el Hno. Eleazar Carrillo con los líderes y les dijo: el espacio ya no es suficiente, algo tenemos que hacer o de lo contrario nos vamos a estancar, el próximo domingo vamos a poner aunque sea hules como techo y nos vamos a salir al patio.

Para otro día lunes Dios intervino de manera muy milagrosa pues fue el Hno. Carrillo y su familia a la ciudad de Aguascalientes a un parque y precisamente allí, se encontró con unos hermanos de un circo a quienes les comento el Hno. Carrillo de lo que pretendía hacer y ellos le dijeron: Nosotros tenemos las lonas que usted necesita.

Y allí traían las lonas las cuales trajo ya consigo el Hno. Eleazar y para el siguiente domingo ya tenían un enlonado y allí se comenzaron a realizar los cultos A veces llovía y nos mojábamos, nos enfriábamos.

NOS PROPUSIMOS UN NUEVO RETO

Propuso el Hno. Carrillo comenzar a echar cimientos para ir levantando los muros para un templo más amplio. Lo cual en poco tiempo se logró la construcción del nuevo templo.

De la ampliación del templo, la familia Varela Hernández, entre otros residentes de Arlington Texas y algunas iglesias de ese lugar, apoyaron al hermano carrillo, para comprar la lámina para el techo de la ampliación.

DEDICACIÓN DEL NUEVO TEMPLO

Fue en el mes de agosto del 2003, cuando se dedica el segundo templo, dicha ceremonia fue presidida por el Rev. Alfonso Rodríguez Obispo Supervisor en ese tiempo.

Al seguir creciendo la Iglesia el espacio ya no fue suficiente y propuso el Pastor Eleazar que derribaran el muro que dividía entre el templo anterior y el nuevo y en esa misma semana se procedió a realizar dicha obra, logrando así ampliar el espacio con un cupo de más de cuatrocientas personas.

NO NOS LIMITAMOS A LA CIUDAD

Comenta el Hermano Carrillo que Dios comenzó a tratar muy fuerte con el, en cuanto a las comunidades rurales, y levantar obra en estas.

Nos dice que remontaba a un cerro alto allá en una sierra cercana a colonia Guanajuato lugar de donde podía mirar algunas comunidades y levantaba sus manos en dirección de estas y decía con sus labios: Yo declaro a estas comunidades para Cristo, yo tomo posesión de esos lugares en el nombre de Jesús.


Muy pronto levanto obra en varias de esas comunidades como son:

•Matías Ramos

•San Marcos

•Niño Artillero

•La Presa de Leobardo Reynoso

•Calera de Víctor Rosales

•Enrique Estrada

•La Casita

•La Pomas

•Chichimequillas

•Trujillo (Presa del Huajuco)

Actualmente una de las misiones que ha crecido considerablemente, es la Misión de la Casita en la cual tenemos suficiente liderazgo para atenderla. Actualmente tenemos de encargado al Hno. Gamaliel González y su esposa.


ESTRATEGIAS DE TRABAJO

Una de las estrategias de trabajo evangelistico usadas por el hermano Carrillo fueron:

A través de lo que llamaba cultos familiares o cultos de barrio donde la gente tenia una cercanía entre si, pues los cultos eran apoyados por los hermanos mas cercanos al lugar, de esa manera, aparte de gozarse, convivían entre si, y todo esto atraía a las personas.

Los nombres de los colaboradores que apoyan en la atención de las misiones (Células) son:

•J. Guadalupe Herrera

•Gamaliel González

•Oscar Reyes

•Jessy Hernández

•Ezequiel Jiménez

•Juan Enrique Ortiz

•José Jiménez

•Juan José Reyes

•Omar

•Daniel Rodríguez

•Julio Mena

•Eliseo González

Y obviamente el apoyo de sus respectivas esposas y familias de cada uno de ellos.

Ministerios

HERMOSEANDO LA ALABANZA

Gracias a Dios, nos ha bendecido con un gran grupo musical integrado en la actualidad por:

•Daniel Carrillo R.

•Cesar Carrillo R.

•Isaí Carrillo R

•German Álvarez

•Israel Herrera

•Jaciel Carrillo E.

Otro grupo musical que esta integrado por:

•Misael Govanny Hernández T.

•Jesús Flores

•José Jiménez

•Luis Feliz Rodríguez N.

•Edwin Hernández T.

•Pablo Hernández T.


Y el grupo musical que se formo en la misión de la casita formado por:

•Samuel Luna V

•Gustavo Luna V

•Salvador Luna V

•Ismael Luna V

•Manuel

•Andrés Valadez

Además de un gran equipo de Heraldos, Banderas y Mantos integrado por:

•Jessica Carrillo N.

•Isamary Carrillo N.

•Amairany Carrillo N.

Y un gran equipo de panderistas integrado por:

•Señoritas •Señoras •Adolecentes •Niñas

Contribuyendo todo este gran equipo para ofrecer mejor alabanza para el Padre Celestial, así como un gran pueblo de hermanos y hermanas haciendo fuerte la obra del señor.


Para el año 2010 La Segunda Iglesia cuenta con 420 miembros bautizados, tiene diferentes ministerios, y cuenta con liderazgo suficiente para atender misiones, células.

2011 Actualmente La Segunda Iglesia Apostólica de Fresnillo, sigue siendo pastoreada por el Reverendo Eleazar Carrillo Ríos, su esposa Yolanda, sus hijas Jessica, Amairany y su hijo Eleazar Jr.

Y en el liderazgo sus hijas: Isamary su esposo e hijos. Griselda su esposo e hijos.


AGRADECIMIENTOS DEL PASTOR ELEAZAR CARRILLO RIOS

Familia Pastoral

Agradezco a mi esposa Yolanda Nieto, a mis hijas Dalila, Isamary, Griselda, Yoli Abigail, Y esenia, Jessica, Amairany a mi hijo Eleazar Jr. Por su apoyo incondicional, su dedicación, su paciencia, porque saben que todo lo que se hace es para la Honra y Gloria de Nuestro Señor Jesucristo, quien dio su vida en cruz del calvario para darnos vida, y vida en abundancia.

Así como también a todo el liderazgo, a los ministros, a los diáconos, a toda la congregación, el apoyo moral y espiritual, que me han brindado. Los que actualmente están en la congregación y los que por algún motivo han tenido que emigrar a otras ciudades y que aun en con sus oraciones nos siguen apoyando espiritualmente.


¡¡¡Hasta aquí nos ha ayudado Jehová!!!

Porque Jehová de los Ejércitos está con nosotros Salmos 46-7